…y cenamos sushi :D

     Ayer bromeaba con que cuando estás en el límite, y sabes que vas a cenar sushi tenía la sensación de que era muy difícil arruinarme el día

     …y así fue, la velada y cenamos sushino defraudó, todo lo contrario, el plan desde sus inicios iba sorprendiéndome muy muy gratamente a cada instante, desde el
     – ¿haces algo mañana por la noche?
     – mmm ¿proyectos? –una que no aprende…-
     –
¿te puedo secuestrar un par de horitas a las diez para celebrar mi cumpleaños con sushi?
     -mmm ¡Claro! 😀

foto http://www.sopamiso.es/

     La compañía inmejorable, los demás comensales divertidos, y dispares, la comida exquisita, y un paseo por las calles de Madrid  para volver a casa, tranquilamente disfrutando del paseo, la compañía, la ciudad, y los comentarios de la gente que nunca dejará de sorprenderme:

    > A que sí, tía, a que todas las calles de Madrid son iguales?
     > Sí todas

     Os podéis imaginar nuestras caras, porque digo yo que hay una diferencia entre calle peatonal (hacia la que se dirigían) calle de dos carriles con aceras anchas (en la que estaban) y Gran Vía (de la que venían) ahora donde está la semejanza nu sep, ¿se os ocurre alguna?

…cuánta razón!!

     Últimamente de todos los lados me llega la misma información, o soy yo que sólo escucho lo que quiero escuchar…., como lo del brazo roto que entonces parece que media humanidad se lo ha roto también.

     Pues bien, nadie como House, me lo había ilustrado de una manera tan cierta y coherente:

     “Si crees que la vida de los demás vale más que la tuya dona tus órganos y suicídate

    

Porque NO Ángel, desde pequeña no me han dicho que soy muy guapa

    Porque esta no creo que sea una manera de enseñar, porque no entiendo qué aportan frases como esa…. y porque hay cosas que no me han enseñado

     “Antes de morir, hija mía, quisiera estar seguro de haberte enseñado a disfrutar del AMOR .corazón artístico
     A enfrentar tus miedos y confiar en tu fuerza.
     A entusiasmarte con la vida.
     A pedir ayuda cuando la necesites.
     A decir o callar según tu conveniencia.
     A ser amiga de ti misma.
     A no tenerle miedo al ridículo.
     A darte cuenta de lo mucho que mereces ser querida.
     A tomar tus propias decisiones.
     A quedarte con el crédito por tus logros.
     A superar la adicción a la aprobación  de los demás.
     A no hacerte cargo de las responsabilidades de todos.
     A ser consciente de tus sentimientos y actuar en consecuencia.
     A dar porque quieres, y nunca porque estás obligada a hacerlo.

     Antes de morir, hija mía, quisiera estar seguro de haberte enseñado a exigir que se te pague adecuadamente por tu trabajo.
     A aceptar tus limitaciones y vulnerabilidades sin enojo.
     A no imponer tu criterio, ni permitir que te impongan el de otros.
     A decir que sí sólo cuando quieras y a decir que no sin culpas.
     A tomar más riesgos.
     A aceptar el cambio y revisar tus creencias.
     A tratar y exigir ser tratada con respeto.
     A llenar primero tu copa y recién después, la de los demás.
     A planear el futuro sin intentar vivir en función de él
.

     Quisiera Claudia, hija mía, estar seguro de que has aprendido a valorar tu intuición,
     que celebras la diferencia entre los sexos,
     que haces de la comprensión y el perdón tus prioridades
     que te aceptas así, tal como eres.
     Que creces aprendiendo de los encuentros y de los fracasos. 
     Que te permites reír a carcajadas por la calle, sin ninguna razón.

     Pero sobre todo, hija mía, porque te amo más que a nadie en el mundo,
      quisiera estar seguro de haberte enseñado a no idolatrar a nadie, y a mi, menos que a nadie.”

Poema de Jorge Bucay dirigido a su hija Claudia

     Por eso me lo tomo como algo personal; pero me prometo a mi misma aprender vivir, estoy en ello.

…me encanta ser princesa-ninja temporera

     Hoy he sido “víctima” de un rescate, y es que descolgar el telefonillo y que te digan “Somos dos ninjas temporeros y venimos a rescatar a una princesa” te deja una sonrisa y una sensación de que es todo un detallazo…. ninja temporeroPlaneado con nocturnidad y mensajería instantánea, esta mañana estaban aquí para sacarme de la cama y regalarme risas, cafés y conocer un poquito más esta ciudad.

 

 

     Gracias por ser así y hacerme sentir parte de los ninjas temporeros.